El alzheimer y la aportación de la Fundación Benéfica Napardi

El alzheimer y la aportación de la Fundación Benéfica Napardi

El alzheimer es una enfermedad cruel que se ceba con el alma de las personas. Les despoja de sus recuerdos y les deja en un mundo en el que todo les parece extraño. Dicho de otra forma, estamos ante una dolencia neurodegenerativa que se manifiesta con síntomas como pérdidas de memoria, el olvido de datos y eventos recientes, cambios de humor, dificultad para desempeñar tareas cotidianas o desorientación.

Son las señales que indican la aparición de una enfermedad que puede aparecer pasados los 65 años con mayor probabilidad, aunque también se dan casos de desarrollos más tempranos. En todo caso hay que tener en cuenta que el alzheimer nos puede afectar a todos y conviene ser conscientes de lo que implica la enfermedad.

El alzheimer avanza de forma tan dura en quien lo padece que afecta a familiares y seres queridos. Además requiere una atención del paciente cada vez más grande, puesto que la dependencia va en aumento.

Los retos para la comunidad científica son grandes. Hay avances sí, pero se necesita mucho más. Un diagnóstico precoz, más investigación y apoyo a enfermos y familiares.

La Fundación Benéfica Napardi comprende todas esas circunstancias y aporta su parte a la causa. Pero, ¿cómo? La respuesta está en los proyectos destinados a la asistencia de personas afectadas por la enfermedad.

Uno de esos proyectos surge de la colaboración con la Clínica Josefina Arregui, en Alsasua (Navarra). Se trata de un centro privado especializado en el tratamiento de demencias. La atención es integral y se tiene capacidad para ello gracias al personal especializado y a las instalaciones. En la clínica se puede encontrar, además de la unidad de especialización, un centro de día en el que los enfermos recibirán los cuidados necesarios y un servicio de consultas externas. Además, tampoco se olvidan a los seres queridos gracias al servicio de asesoriamiento familiar con que cuenta.

La ayuda de la fundación consiste en recaudar y aportar fondos para la compra de material y para que las instalaciones se puedan mantener en un estado óptimo. Entre este año y el próximo se prentende alcanzar los 25.000 euros.

Se puede hacer llegar la ayuda mediante PayPal, un sistema de transacciones seguro, que permite el pago de cantidades con tarjeta de crédito. También es posible realizar una domiciliación bancaria. Todas las donaciones son importantes y ayudan a llegar a las metas que nos colocamos en cada proyecto. Es una labor social irrenunciable.

Este proyecto encuentra acomodo en los valores de la Fundación Benéfica Napardi: compromiso social y transparencia. Su misión tiene que ver siempre con la ayuda a personas objetivamente necesitadas y que no cuentan con los medios económicos necesarios.

Para tal fin se recaudan y aportan fondos mediante subvenciones o becas o, como es el caso, se colabora con centros especializados que llevan a cabo los proyectos.

Paliar todas las deficiencias que existen en la sociedad es una tarea ardua e incluso, puede que imposible de completar. Pero no hacer nada tampoco ayuda. Cada uno, en la medida de sus posibilidades, puede poner uno o varios granitos de arena. La Fundación Benéfica Napardi pone el suyo fente a los retos de la enfermedad del Alzheimer ¿y tú?

 

Dejar un comentario

Su email no será público.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar